Saltar al contenido

Consejos para escribir II

Consejos para escribir II

¡Bienvenidos a una nueva entrada de Proceso escritoril! Como hablamos anteriormente en Consejos para escribir, tener un espacio adaptado a nuestras necesidades de escritura es fundamental. Pero pongamos en situación, hemos creado nuestro lugar destinado a las futuras creaciones de papel y tinta, tenemos todo lo necesario para dar forma a ese mundo que nos ronda por la cabeza. Ahora, ¿Qué hacemos? Pues de eso es de lo que vamos a hablar a continuación.

Preguntas que hacerse

Antes de pulsar una sola letra, tenemos que tener unos pocos puntos claros. De ellos depende cómo se va a desarrollar la historia que vais a contar al mundo. Seguro que alguno me diría: «Si yo lo tengo claro». Bien, entonces escribe. Pero si dudas un ápice, sigue conmigo te dare algunos consejos. Estoy convencido de que no te arrepentirás.

Sobre el protagonista y otros personajes

Expongamos algunas de las dudas o preguntas más comunes. Sobre el protagonista: ¿Es chico o chica? ¿Qué edad tiene? ¿De qué raza o especie es? ¿Cómo es su carácter? ¿Qué estudios tiene? ¿Posee habilidades especiales, tales como magia u otras? ¿Su condición sexual? ¿Orientación religiosa? ¿De qué tipo de estructura social es su familia? ¿Se relaciona bien con otros individuos? ¿Dónde vive? ¿Qué le impulsa a avanzar?… Y así podríamos seguir durante mucho tiempo. Pero no es cuestión de agobiaros con los detalles. Muchos de ellos podréis resolverlos durante el proceso de escritura. Hablo, como siempre, bajo mi propia experiencia.

El mundo en el que narramos

En el mundo real

Aquí es donde la fase de conocimiento llega a su máxima expresión. Para contar una buena historia, debemos conocer el mundo por el que van a caminar nuestros personajes, sus enemigos y habitantes en general. Otorgar ciertos detalles da credibilidad a la obra, nunca lo olvideis. En este apartado vamos a extendernos un poco más.

Si vais a hacer que vuestro elfo pícaro corra miles de aventuras por la actual ciudad de París, por poner un ejemplo. Lo tenemos un poco más sencillo. Todos sabemos que existen muchos negocios, la moneda que circula por Europa, su clima, el idioma utilizado, etc. Aún así, tanto si sois de esa ciudad como si no, investigar sobre sus calles y costumbres.

Si es en la misma zona, pero en el siglo XIII, igualmente investigar. Sobre todo, la sociedad de la época, quien reinaba, principal método de comercio y economía, religión… Todo aquello que de forma a vuestra narrativa, dándole matices y veracidad, incluso siendo de fantasía.

Un mundo creado

Este es al que me he dedicado desde 2018. Un mundo creado por vosotros mismos, os da millones y millones de posibilidades. Podéis inventar todo desde cero. Lo primero que recomiendo siempre, aunque parezca tedioso, es que elaboreis un mapa del mundo. ¿Por qué? Simple, es un modo de ubicarlos a la hora de narrar. Además sabréis donde están exactamente las ciudades, accidentes geográficos, ríos y demás. Sin olvidar el clima de cada zona.

Una vez creado, os aseguro que todo es más fácil. Volvemos al punto de partida. Plantearos, ¿Qué razas o especies lo habitan? ¿A qué se dedican? ¿Cuál es su moneda? ¿A qué dios o dioses rezan? ¿existen dioses y sus religiones? ¿Cómo de evolucionada está la sociedad? ¿Tienen magia? ¿Qué avances tecnológicos poseen?

Todas estas preguntas, haran que tengais claro como es el mundo en el que vais a narrar las aventuras de vuestros personajes. Tambien sabreis no solo como son fisicamente, si no tambien sus anhelos, miedos, inquietudes, dandoles más realismos.

Si quereis más consejos para escribir, o que ampliemos sobre alguno de los aspectos de la escritura creativa, no dudeis en ponerlo en comentarios. Animaros a suscribiros al blog, compartir, dar me gusta y a seguirnos en nuestras redes sociales. ¡Nos vemos en la siguiente entrada!

Publicado enProceso Escritoril

Sé el primero en comentar

A %d blogueros les gusta esto: